logo
Kimono Fashion es tu lugar para las últimas novedades sobre todo lo relacionado a ésta fantástica prenda japonesa. No te olvídes de visitar nuestras redes sociales para más información y estar al día con lo más Fashion del Kimono.
    Entradas    Un Poco Sobre Mi      Preguntas Frecuentes       Contacto

DIY Nagoya Obi de luto a uno Pre-Atado fashionista

DIY Nagoya Obi de luto a uno Pre-Atado fashionista

Para poder convertir un Nagoya Obi de Luto en uno Pre-Atado vamos a necesitar:

  • Nagoya obi (En mi caso uno de luto, pero puedes utilizar otro también)
  • Hilo y aguja
  • Cinta tipo veta (3 metros)
  • Plancha
  • Cinta métrica
  • Pinzas/broches de kitsuke o de la ropa
  • Pinzas con alicate
  • Percha de alambre
  • Tijeras
  • Para decorar: 2,50 metros de encaje blanco o también, parches, pines, chapas, telas para patchwork o pintura para tela.

El Nagoya Obi es el obi de kimono por excelencia con el nudo Otaiko siendo el que más relacionamos con este obi.  Tiene una parte que es ancha el TARE y una estrecha el TE. Para empezar a cortar, lo haremos separando el TARE del TE, en la parte del triángulo, respetando los pliegues del guardando y dejando un pedacito que luego utilizaremos más adelante.

Medidas para realizar el otaiko:

  • Forma del tambor (desde la obimakura hasta la linea del doblez que coincide con el ancho del TE): 25~27 cm.
  • TARE SAKI : 5~7 cm o el largo de nuestros dedos índices.
  • Altura de la zona de obimakura (desde línea de inicio de ancho de TE hasta la cima de la montaña del otaiko) : 10 cm o lo que ocupe la obimakura.
  • Largo de la pieza del  TE SAKI: 45 cm. Una parte irá cosida en la parte que da a nuestra espalda y la otra asomará un poco.

Para sacar la medida aproximada que tiene que asomar del TE SAKI utilizaremos nuestros dedos índices y más o menos a la mitad de los mismos.

Sujetamos bien la forma del otaiko con las pinzas/broches o clip de oficina para que no se nos desarmen las medidas. Y pasaremos a arreglar los extremos cortados de la parte del TE que corresponderá a la parte del torso. Lo que haremos será doblar para adentro 2 cm, lo planchamos para que quede lo más plano y rescto posible, ya que no queremos que se nos haga bulto, y lo coseremos cerrando la apertura.

Cosemos para fijar las forma del Otaiko, dando puntadas simples solo en cada esquina para que quede fijo, y que podamos luego hacer algunos retoques, y también cosemos el TE SAKI uniéndolo al Otaiko.

Cortamos el sobrante que dejamos la parte del doblez del TARE y con la plancha le damos forma rectangular.

Ahora agarramos la percha de alambre, la desarmamos y le damos forma de gancho para que tenga dos semicírculos para poder coser al otaiko y una parte alargada para que se enganche a la parte del obi que envuelve el torso.

Vamos midiendo el largo más apropiado del gancho con respecto al otaiko, teniendo los semicírculos posicionados a la altura de donde estaría la obimakura y el largo del gancho no tiene que pasa la línea de anchura del TE, es decir que no tiene que ser igual de largo que el TARE SAKI.

Y luego de cortar, habiendo medido bien,  lo posicionamos y lo cosemos.  Luego, con el sobrante de tela ya con la forma rectangular, lo cosemos cubriendo los semicírculos del gancho y reforzamos las costuras para que quede bien firme y sujeto el alambre del gancho.

A continuación cortaremos los 3 metros de veta en 4 piezas de 75 cm cada una, y coseremos dos a los extremos del TE que corresponde a la parte del torso  en la esquina superior, es decir, donde el obi tiene la abertura que puede que esté cosida o no,  reforzamos especialmente en las esquinas y cosemos en forma de  equis.  Y las otras dos vetas las cosemos en los extremos del otaiko a la altura de la tela que acabamos de agregar.

Ahora, un detalle que tenemos que tener en cuenta es, que cuando anudamos el otaiko de forma tradicional este no quedar completamente cuadrado, sino que la parte superior del otaiko,  tiene forma como de montaña, lo que suaviza las líneas del arreglo. Esto se debe a que la obimakura que sujeta y da forma  tridimensional al tambor es redondeada y curva, dándole una caída en los laterales de la “montaña” con un aspecto más delicado. Ahora bien, como va a ser un obi preatado y nos queremos ayudar a que ya nos quede listo para llevar sin tener que verificar que quede esta forma, lo que haremos será doblar esas esquinas hacia adentro, es decir la parte que estará contra nuestra espalda, y daremos un par de puntadas con hilo y aguja para sujetar. Y un poco también, en las esquinas inferiores.

Una vez terminado esto ya tenemos listo nuestro obi pre atado, pero si estás utilizando uno completamente negro como el mío puedes decorarlo de distintas formas: pintandolo en la parte del otaiko y el contorno del torso justo donde quede en el centro, ponerle parches, pines, patchwork con telas diferentes o como en mi caso, con encaje.

Un ejemplo de obi pintado es la imagen de la izquierda que está hecho con estencil realizado por Yield for Kimono.

Escenas eliminadas del vídeo tutorial

No Comments
Leave a Comment: